El otoño no sólo trae consigo el frío, la lluvia, las caídas de las hojas de los árboles… también viene acompañado de gripes y resfriados. Y es precisamente en estos momentos cuando más tenemos que cuidar nuestra higiene dental ya que con la llegada de ciertos virus nuestra salud bucodental también se ve afectada.

En este post os daremos unos breves consejos para combatir el resfriado evitar que afecte a nuestra boca y dientes.

Es muy importante mantener una buena hidratación. Tras la ingesta de ciertos medicamentos para combatir el resfriado o gripe es posible que notemos la boca algo más seca de lo habitual. Beber abundante agua, no sólo ayudará eliminar la mucosidad que podamos tener, sino que también removerá a esas bacterias que se afincan en nuestra boca sobre todo cuando ésta está seca.

Debemos tener en cuenta que muchos de los jarabes tienen alto contenido en azúcares, por ello, durante el proceso catarral debemos reducir al mínimo el consumo de azúcar y al mismo tiempo hay que potenciar aún más la higiene dental en este sentido para evitar la aparición de las caries, cepillándonos los dientes después de cada comida.

Al hilo de la higiene dental es fundamental que el cepillo de dientes permanezca en un lugar diferente al del resto de la familia y demás utensilios de higiene, para que así no exista peligro de contagio.

Es importante dejarlo secar al aire libre para evitar la proliferación de las bacterias y renovarlo una vez hayamos pasado este proceso gripal o resfriado, ya que algunas bacterias y virus pueden permanecer en las cerdas del cepillo de dientes.