Úbeda: 953 795 395 / Baeza: 953 740 281 clinica@clinicaruizycobo.com

¿Has pensando cómo afectará la Navidad a tus dientes? Durante estos días donde los excesos forman parte del menú diario, con un consumo muy superior de azúcar y alcohol del habitual, puede perjudicar de forma notable a nuestra la salud bucodental. De hecho, las caries suelen aumentar hasta un 30% después de estas fechas.

En el siguiente post te vamos a dar unos breves consejos para seguir durante estas Navidades y que nuestra salud bucal no se vea mermada.

  1. Oh, Blanca Navidad:Navidad es sinónimo de azúcar, si vas a consumir dulces, lávate los dientes o al menos enjuágate la boca después de tomarlos.  Intenta elegir los turrones duros sobre los blando, pues contienen menos azúcar, aunque (como los mariscos) debes tener especial precaución ya que pueden fracturar los dientes, así como destrozar los empastes y dañar los aparatos de ortodoncia. Las golosinas pegajosas y los dulces blandos también crean muchos problemas de inflamación de encías tanto en niños como en adultos que llevan aparatos de ortodoncia. Si no puedes resistirte, intenta consumir chocolate negro, al 70%. Tiene propiedades antioxidantes y cardioprotectoras.
  2. El aceite de oliva es nuestro mejor aliado:además de contener numerosas propiedades muy beneficiosas para la salud, es también un aliado para los dientes, ya que deja una película invisible sobre ellos al protegerlos de la caries y del desgaste dental. No olvides incluir nuestro Oro líquido en tu menú.
  3. El kit de limpieza dental, un “must” que no se te puede olvidar estas fiestas. Para los días de celebraciones donde las comidas fuera de casa son habituales, es aconsejable llevar en el bolso un pequeño kit con el cepillo y la pasta de dientes. Pero si lo olvidas, siempre puedes recurrir a los chicles sin azúcar. Aunque masticar chicle después de comer no equivale a lavarse los dientes, sí es cierto que tiene un efecto protector sobre éstos, ya que neutraliza los ácidos de la boca.
  4. El picoteo provoca caries: si estás todo el día comiendo, la acidez de tu boca baja y se convierte en el medio ideal para que las bacterias proliferen y acabe produciéndose una caries. Es mejor que sigas realizando las cinco comidas que acostumbras a realizar y mantengas una buena higiene tras ellas.
  5. Ojo con los zumos o las bebidas carbonatadas:contienen azúcar y ácidos que pueden desgastar el esmalte. Esto provoca una mayor sensibilidad y facilita el trabajo de las bacterias, por lo que aumenta el riesgo de sufrir enfermedades bucodentales.
  6. Beba moderadamente.Durante estas fechas el consumo de alcohol aumenta ocasionando daños en nuestros dientes. Lo ideal sería redcir lo máximo posible la ingesta de bebidas alcohólicas y sstitir éstas por su alternativa sin alcohol pero no siempre es posible por ello, aconsejamos elegir vino tinto, ya que el vino blanco y el champán, son más agresivos para el esmalte y para el cemento de la raíz dental.