Tamaño de fuente: +

SALUD BUCODENTAL EN PERSONAS MAYORES DE 60

SALUD BUCODENTAL EN PERSONAS MAYORES DE 60
En otras ocasiones hemos hablado de qué hábitos hemos de seguir para tener una salud bucodental de calidad. Anteriormente nos centrábamos en los más peques de las casas, pero esta vez queremos hacer hincapié en aquellas personas que superan la edad de los 60 años.
A medida que nos vamos haciendo mayores, los problemas de salud van floreciendo y esto no es algo que no afecte a la salud bucodental, ya que según envejecemos, nuestras piezas dentales también lo hacen y los problemas dentales crecen exponencialmente.
Existen una serie de enfermedades que proliferan en personas de edad avanzada, en este Post, hablaremos de ellas, y daremos algunas pautas para prevenir su aparición.

Caries: Las caries son una de las enfermedades que nos acompañan desde que nacemos (te puede interesar nuestro artículo sobre las caries del biberón). A medida que nuestras piezas dentales van envejeciendo, se puede observar un aumento de desgaste. Para evitar la aparición de caries es fundamental mantener una higiene dental óptima, además de realizar al menos dos veces al año, una visita a nuestro dentista.

Sensibilidad Dental: Muchos son las personas que pasados los 60 años, sufren un incremento de la sensibilidad dental debido, en la mayoría de los casos, a la retracción de las encías a causa una vez más del envejecimiento, provocando una exposición mayor de las raíces del diente ante alimentos o bebidas frías o calientes.

Enfermedades periodontales: Las enfermedades en las encías puede evitarse haciendo un control exhaustivo de nuestra boca. Acudiendo al dentista cuando empecemos a notar sagrado de las encías, halitosis o mal sabor de boca constante. Dicho control realizado por profesionales, hará que tengamos una dentadura sana y acompañada de limpiezas dentales periódicas, evitaremos que el sarro, se adueñe de nuestra dentadura.

Aunque la aparición de las enfermedades periodontales, es más común alrededor de la edad de 40 años; siempre es mejor prevenir que curar y ante cualquier síntoma acudir a los profesionales. De esta manera se podrá evitar la pérdida de piezas dentales o incluso enfermedades sistemáticas más graves. Además, si es fumador, deje este mal hábito, ya que una de las causas principales de las enfermedades de las encías son provocadas a causa del tabaco.

Pérdida de piezas dentales: Se habla que más del 20% de la población de edad avanzada ha sufrido o sufre la caída de piezas dentales, lo que provoca un detrimento en su salud bucodental así como una dificultad extra a la hora de comer e incluso afecta al habla. Es importante acudir a su dentista tan rápido sea posible aunque la pieza dental se haya perdido.
Menos saliva: La hidratación es fundamental, para ello, se debe beber la cantidad de agua necesaria, el menos 1,5-2 litros de agua al día. De esta manera, estaremos evitando enfermedades de encías o las temidas caries.

Ingesta de medicamentos: en ocasiones la toma de medicamentos recetados para la cura de otras enfermedades pueden afectar de forma negativa a nuestra salud bucodental. Muchos de ellos provocan sequedad en la boca, llagas o sangrado de encías. Si esto ocurre, de nuevo, nuestra recomendación es acudir a su dentista; éste le aplicará la mejor solución para su problema concreto.

Como podéis observar muchas de estas enfermedades pueden evitarse si se detectan a tiempo, para ello, es totalmente necesario que se acuda de forma rutinaria a nuestro dentista cada 6 meses.
Muchas de estas alteraciones en nuestra salud bucodental se pueden paliar realizando buenos hábitos como beber abundante agua para mantener hidratada la boca y generar saliva.
Por supuesto, es muy importante mantener una excelente higiene dental. Aconsejamos utilizar cepillos de dientes de cerdas suaves, hilo dental y limpiezas realizadas por profesionales para evitar la proliferación de la placa bacteriana.

Comparte este artículo

CUIDADOS DEL CEPILLO DE DIENTES
EL RATONCITO PÉREZ:

Related Posts